Jade (Dragon Quest XI) - Shimae Cosplay - Fotografía por Veronica Ripoll

Shimae Cosplay – Entrevista Cosplayer

Hoy traemos a nuestra web otra entrevista, esta vez con Shimae Cosplay. Cosplayer murciana que ha realizado trabajos como Diane o Jade, entre otros.

Aerith (Final Fantasy VII Remake) - Shimae Cosplay - Fotografía por Veronica Ripoll
Aerith (Final Fantasy VII Remake) – Shimae Cosplay – Fotografía por Veronica Ripoll

Cuéntanos un poco sobre ti, ¿de dónde procede Shimae Cosplay?

¡Hola! Soy Shï Mae, encantada. Mi nombre como cosplayer procede de un libro que me leí cuando era pequeña y que me introdujo en la lectura. Hay un personaje que, a pesar de acabar siendo antagonista, me llamó mucho la atención por su evolución en la historia (aunque fuera a mal). Además el mundo élfico y lo místico en general me llama la atención, así que me decante por “Shï Mae”. Me transmite mucha fuerza, inteligencia, carácter y magnetismo al mismo tiempo que es símbolo de belleza y elegancia. Todos tenemos nuestro lado oscuro y por ese conjunto de características, me identifico con ella. ¡Ojalá ser ella!.

Sin embargo este nombre viene de hace relativamente poco, igual que mis redes sociales, de las que no era muy devota, la verdad. Estoy en instagram gracias a @vero_rgs, que tira de mí para que no las abandone. A pesar de que llevo muchos años interesada en el mundillo y confeccionando mis cosplays, abrí mi cuenta y comencé a tomármelo más en serio hace 2 años. Siempre he sido perfeccionista, pero me cuesta exponerme y estar de cara al público, de ahí que apenas me haya subido a concursos y tenga las redes abiertas desde hace tan poco. Cada vez me cuesta menos, me siento con más confianza y hasta me gusta ponerme delante de una cámara. Es una sensación increíble porque haces cosas que nunca pensarías que harías y te miras desde una perspectiva diferente y mejor.

¿Desde cuándo comienzas a hacer cosplay y que te incitó a hacer tu primer traje?

En cuanto a mi primer traje, soy chica gamer desde muy pequeña. Mi primer salón del manga fue un Remanga de Murcia y a los meses llegó a mis oídos que iban a inaugurar el de Cartagena (mi ciudad de residencia) y yo estaba jugando al Final Fantasy Crisis Core. Me enamoré de Zack (¿y quién no?) y después de ver el ambiente del primer evento, con mucha vergüenza, decidí que quería vivir la experiencia como Aerith con 16 años. Como es natural e inevitable, me enganché y ya no disfrutaba los eventos igual si no era con Cosplay. Actualmente estoy trabajando en el mismo traje con los cambios del Final Fantasy VII remake, lo que me trae muchos recuerdos.

¿Qué tipo de personajes eliges cuando haces la caracterización?

Casi siempre son personajes que me llegan y me marcan de alguna manera. De momento solo hay una excepción y se trata de un proyecto con la grupal española de Warhammer, que es el único personaje que he escogido por la estética y después me he documentado sobre él y no me arrepiento para nada. Lo voy acabando muy poquito a poco y es sin duda el más difícil de mis trajes. Me parece tan válida una cosa como la otra, porque al final el cosplay es para disfrutar. Por mi parte es simplemente que invierto mucho dinero y tiempo en mis proyectos y es más motivador si conozco al personaje en profundidad.

Cuando empiezo un proyecto, hago muchos bocetos, listas de materiales, estudio sus posturas y facciones… Lo que muchos hacemos y nos facilita el trabajo a la hora de ser ‘canon’ si es nuestro objetivo, según convenga. Al final yo creo que a casi todos nos pasa igual. Mi lista de cosplans es interminable. Cada vez que veo un anime, serie o jugando a algo, conozco a un personaje que me gusta mucho, lo añado a la lista y los voy haciendo a apetencia, lo cual me produce un dilema porque todos me encantan.

Diane (Nanatsu no Taizai) - Shimae Cosplay - Fotografía por Veronica Ripoll
Diane (Nanatsu no Taizai) – Shimae Cosplay – Fotografía por Veronica Ripoll

Hasta la fecha, ¿cuál es el cosplay del que te sientes más orgullosa por su resultado?

Esta pregunta es complicada. Todos mis cosplays me encantan porque me han hecho vivir momentos bonitos, pero con el tiempo evolucionamos, así que los más actuales están mejor elaborados. Si hablamos de orgullo, es que todos. No tengo muchos porque soy bastante lenta, pero recuerdo lo que me costó el primero a pesar de ser un “churro” y lo guapa que me sentí a pesar de eso y me hace sentir orgullosa de mi trabajo.

El que más veces me he puesto es el de Diane de Nanatsu no taizai. Es un cosplay bastante cómodo en general y Guideon (para quien no haya visto el anime o leído el manga, es su martillo) impresiona mucho por su desproporcionado tamaño.

El que hice en tiempo record fue el de Shï Mae, en 2 días. No porque fuese fácil, sino porque fue un proyecto locura en el que estuve cosiendo las 24 horas del día para poder trasladarnos a tiempo al lugar de la sesión de fotos, en Cieza.

¿Y el más complicado de hacer, cuál fue?

El prop más difícil hasta ahora, la lanza de Jade. Por su nivel de detalle, las simetrías los experimentos con nuevos materiales que no salieron bien desde el principio.

En cuanto al más complicado en sí, si hablamos de cosplays terminados, el último. La costura es mi punto débil porque aún estoy aprendiendo. Es irónico porque es una skin del remake del Final Fantasy VII, el vestido rojo del primer personaje que hice, la misma Aerith. Ha sido una odisea acabarlo. Lo que creí que sería lo más difícil ha sido lo más fácil y viceversa y me dejó la mente patas arriba. Pero ha sido increíble demostrarme a mí misma que sí podía y me ha hecho sentir que puedo con todo lo que me proponga. Cuando haya eventos de nuevo, que espero sea pronto porque significará que todo está bien, de seguro me lo pondré en más de una ocasión.

¿Cuánto tiempo sueles tardar en hacer un cosplay?

Depende muchísimo del cosplay. Cuando había eventos, intentaba organizarme para acabar el cosplay para la fecha y poder ponérmelo. Aún así nunca se sabe. De pronto algo no sale como quería y necesito rehacerlo, o descubro una forma mejor de hacer algo y hay que cambiarlo… Es difícil estimar el tiempo. El cosplay se termina cuando estoy contenta con el resultado. En general los props se me dan mejor, así que tardo menos que si el cosplay depende todo de mi soltura cosiendo. Aún así matizo que me encanta coser, solo es que me cuesta un esfuerzo extra.

Starfire (Teen Titans) - Shimae Cosplay - Fotografía por Veronica Ripoll
Starfire (Teen Titans) – Shimae Cosplay – Fotografía por Veronica Ripoll

¿Pides ayuda a la hora elaborar tus vestimentas?

Mi ayuda más grande, culpable de mis conocimientos es de las personas que más quiero en este mundo: mi madre. Odia coser, pero sabe y es la mujer más resolutiva que conozco. Le tocaba hacerlo casi todo y aprendí de ella hasta dejarla tranquila. Hace de profesora y madre, aconsejándome y poniéndose nerviosa por mi lentitud. Me dice lo orgullosa que está cada vez que termino algún cosplay, es mi empujón más grande. Por eso en algunas fotos utilizo el hashtag #lamadredeevacreadoredeluniversodelcosplay, homenajeándola.

La noche de antes de un evento tengo cosas que hacer. Casi nunca duermo, soy un caos, pero nunca paso el trago sola. Quien no falla es mi pareja @guillevalerotorres. Aunque se quede dormido, nunca estoy sola.

También está @richyaaz o como yo le digo con cariño, “mi machaca”. Él es quien me ayuda a comprar las cosas de última hora, quedo para recortar trozos de goma eva y le de con el secador a lo que no se seca a tiempo. Es mi fiel escudero y un excepcional amigo.

Luego tengo “Mis desastrillos”. Son mi Google y sugerencias de Instagram. Me envían una avalancha de cosas que yo no sabía que necesitaba. Una saca lo mejor de mi, la otra se preocupa de que todo esté en su sitio. Y en algún que otro evento, ambas consiguieron lo imposible: no llegar tarde. Ellas son @vero_rgs y @arateamelody.

Muchas veces @hinotama_soul, se encarga de decirme “Se te ve el culo o las tetas”. Bromas para hacerme reír y no salir en las fotos con “cara de apio”. Finalmente, está @sariikaluffy246 quien pasó alguna noche en vela conmigo y @pavel_martinez95 que es mi técnico programador de arduinos para alas y lo que le eches. A parte es mi cuñado, ya es bastante duro según afirma él.

¿Alguna vez has acabado desconforme / incomoda con alguno de los cosplays que has llegado a llevar en algún evento?

Lo cierto es que sí. Cuando haces cosplay para llevarlos en eventos a veces los haces con más prisas de lo que quisieras. A Guideon lo rehíce 3 veces. Lo importante es que al final trabajes para ti mismo y para sentirte tú mismo a gusto con lo que has hecho, así que yo no paro hasta conseguirlo. Me pasó también la primera vez que me puse la peluca de Jade de Dragon Quest. No me ajustaba como quería, así que acabé rehaciéndola también.

Las pelucas son la parte que se me hace más difícil y siguen siendo mi nemesis pero lo voy logrando. Lo peor que te puede pasar en mi opinión, es que se te rompa el cosplay en el evento. Se me rompieron las alas de Jibril de No game no life, Se me partió una pieza del martillo… Es de agradecer los eventos que organizan zonas de reparación cosplay, porque cuando no lo hay, te toca ir pidiendo bridas a la zona de artistas y comerciales.

En cuanto a la incomodidad, para presumir hay que sufrir. Las pelucas aprietan, los tacones duelen, las lentillas molestan, los props pesan… Pero cuando estás disfrutando casi se olvida. Cuando me planteo los materiales de ciertas cosas intento que sean lo más livianos y cómodos posibles. Al final te documentas o creas tus propios truquis y cada vez es menos problema.

Jade (Dragon Quest XI) - Shimae Cosplay - Fotografía por Veronica Ripoll
Jade (Dragon Quest XI) – Shimae Cosplay – Fotografía por Veronica Ripoll

¿Has participado en algún concurso? ¿Y has ganado alguno?

Solo en una pasarela del Albanime 4player y porque mis amigos me inscribieron sin que lo supiera. Llevaba el cosplay de Jade, con mi mejor prop hasta la fecha y mi peluca mejorada, por ejemplo. Gané el premio a la mejor caracterización y fue uno de los momentos más felices que haya vivido en un evento. Nunca me hubiera imaginado que me fuera a sentir así.

Lo cierto es que me producen mucho respeto, por decirlo bonito. No me gusta competir, hago cosplay por y para mi y en ese tipo de ambientes me puedo llegar a sentir realmente incómoda y nerviosa. Admiro mucho a la gente que se sube al escenario e intento no perderme ningún concurso cosplay si está en mi mano, así que hacerlo fue una liberación para mi. Las personas que estuvieron allí fueron realmente agradables conmigo y nunca olvidaré ese momento. Probablemente en el futuro repita la experiencia.

¿Tienes alguna opinión acerca de estos?

Si hablamos de mi opinión, mientras el ambiente sea sano entre los participantes siempre será positiva. La verdad es que desconozco mucho de puertas para adentro, como es natural, pero como mi única experiencia es positiva, yo me quedo con eso. Verlos me encanta, me resultan emocionantes. ¿Cosas que no me parecen bien? críticas por redes hacia el jurado o hacia otros participantes, por ejemplo. Pienso que si crees que se ha cometido alguna injusticia, es cuestión de exponerlo a las personas siempre con respeto.

Las valoraciones se hacen desde unos baremos claros, no de forma arbitraria. A veces confundimos grande con mejor. Nunca he sido jurado, tampoco sé si querría en un futuro, porque pienso que supone una presión muy grande y “un gran poder conlleva una gran responsabilidad”. Se tiran mucho fuego a veces cuando, y ya me estoy repitiendo mucho, esto es para disfrutar. Afortunadamente no siempre es así y yo misma lo he podido comprobar.

¿Crees que hay gente que no respeta al cosplayer?

Las personas fuera del hobbie, cada vez lo normalizan más y respetan, pero también hay mucha incomprensión. Cuantas veces me preguntan: ¿Pero esto te da dinero? ¿Cómo puedes gastar tanto tiempo para eso? ¿A la gente le interesan esas cosas? Y ya la pregunta definitiva: ¿De qué es ese DISFRAZ? Cosplay ¡Por favor, no cuesta tanto! Mucha gente gasta un dineral en camisetas y entradas a partidos de fútbol y este hobbie es tan válido como cualquier otro.

Las personas de dentro, nos empeñamos en cercar la idea de lo que es un cosplay “válido” y eso genera tensiones. Un cosplayer que gasta 5 euros en su cosplay, es cosplayer. El que gasta 300, también. Quien se hace armaduras de 1000 piezas o bordados y quien se pone una camiseta, un pantalón y una peluca. El 100% canon y el que lo hace a su gusto. Quien tiene o no redes, el que tiene 8 y el que tiene 60 años. Todos son válidos, esto es cuestión de gustos. Si no te gusta, deja que disfrute de lo que haga, no hace daño a nadie.

Aplico esta lógica al erocosplay. Es de lo más polémico y leo mucha gente poniendo en duda lo ético o no que es. ¿No voy a recibir los mismos likes que una erocosplayer, habiéndome hecho un cosplay canon y completo? Probablemente no porque tienen más público, pero eso no los hace peores sino diferentes y es respetable. Yo me preocupo de lo que depende de mí, estar a gusto haciendo lo que quiero y orgullosa de poder decir que las personas que me siguen, es porque les gusta lo que hago. Eso es lo que importa para mi.

¿Ha cambiado tu forma de hacer cosplay desde que te iniciaste con el hobby hasta la fecha de hoy?

Por supuesto, me lo tomo más en serio. Presto más atención al detalle y he aprendido a hacer cosas que nunca creí que haría. Desde hacerlo todo con goma Eva de 1mm y rasete, a descubrir que hay telas más adecuadas según para qué cosas (odio coser telas elásticas), que hay herramientas que ahora son mis mejores amigas, como la decapadora, la dremel, el cúter de precisión o el pirógrafo y materiales que ofrecen muchas posibilidades como el poliestireno extruido y expandido, el funny gummy, el látex y mil cosas más.

Otra de las cosas que me regalaron hace tiempo y que estoy deseando probar es el Worbla. Para mi es un sueño hecho realidad aunque pueda parecer insignificante.

Además, ahora con las redes me curro más las fotos y he descubierto también el trabajo que suponen las sesiones de fotos. El estudio de las poses, el dejar las inseguridades en casa, el maquillaje es diferente para que se vea con las luces… Intentaré contar siempre que pueda con profesionales. De momento todas mis sesiones han sido con @vero_ripoll, con la que he evolucionado mucho y le estoy tremendamente agradecida porque es una fotógrafa y amiga de las que hay pocas.

Shock (Pesadilla antes de navidad) - Shimae Cosplay - Fotografía por Veronica Ripoll
Shock (Pesadilla antes de navidad) – Shimae Cosplay – Fotografía por Veronica Ripoll

¿Dónde guardas tus trajes, pelucas y demás elementos de cosplay? ¿Te estás quedando sin espacio?

El espacio se agotó hace tiempo y me niego a deshacerme de ninguno, así que está tocando ponerle remedio. Ahora mismo están organizados por cajas, teniendo incluso algunos cosplays colgados en mi armario y mezclados con mi ropa habitual. Por suerte he encontrado un lugar que estoy remodelando y convirtiendo en mi taller y por supuesto, habrá una zona de perchero, otra para colocar maniquies y pelucas y alguna zona donde exhibir mis props. Va a ser un espacio muy especial para mí y al que le tengo mucha ilusión.

¿Prefieres hacer cosplays individuales o grupales? ¿Por qué?

Siempre me ha hecho ilusión la idea de hacer grupales. Pocas veces me ha surgido la oportunidad, pero cuando se me ha presentado, ha sido una experiencia muy bonita porque supone meterse en el rol y puede ser muy divertido. Incluso diría que la experiencia de ir con tus amigos y que estos también lleven cosplay aunque no sea de la misma línea, también me hace feliz. Por tanto, diría que grupales aunque se de más el otro caso y disfrute también.

En el último Albanime @arateamelody, @richyaaz, @vero_rgs y yo fuimos de pesadilla antes de navidad y ya quiero repetir. Mi hermana @laurimartinez_10 y yo nos cosplayeamos un salón de diferentes skins de Gasai Yuno y en un futuro, haremos dúo de Bleach. Esto me hace especial ilusión porque mi hermana para mi es mi mejor amiga y sé que le cuesta un esfuerzo extra.

Por otra parte, la grupal de warhammer, al ser con desconocidos es una oportunidad de conocer a gente de toda España y aunque vaya despacio y las circunstancias aun no me han permitido disfrutar con ellos, espero con ganas ese momento y me siento afortunada de formar parte.

¿Hay algún reto que hayas cumplido desde que has ido realizando cosplay? ¿Tienes pensada alguna meta que cumplir en el mundo del cosplay?

Creo que me queda mucho por dar de mi misma. Subirme a un escenario es un reto cumplido, pero si tuviera que marcarme un objetivo sería subir a concurso. Tengo que vencer esa timidez y esos miedos que aún tengo. Uno de mis objetivos 2021 es hacer un cosplay expresamente para eso para motivarme a hacerlo y participar en el primer evento al que pueda ir, sea cuando sea.

Otro reto es mi cosplay de warhammer porque quiero verme en una armadura completa. Es una de las ilusiones de mi vida. Hay muchas mini metas que cumplir con ese cosplay como anclar bien las piezas o pintarla y que quede brillante y con las que estoy aprendiendo un montón. Esas cosas son las que hacen que un cosplay sea todavía más atrayente para mí.

Y diría que otras pequeñas metas que marcan la diferencia como aprender a pegarme una peluca perfecta de una vez o hacer zapatos.

El mundo del maquillaje me atrae mucho, así que por último diría hacer algún costest que requiera un maquillaje complejo y que quede bien.

Diane (Nanatsu no Taizai) - Shimae Cosplay - Fotografía por Veronica Ripoll
Diane (Nanatsu no Taizai) – Shimae Cosplay – Fotografía por Veronica Ripoll

¿Tienes alguna anécdota curiosa que te haya ocurrido con el cosplay?

Muchas, la verdad. En un salón iba de Gasai Yuno con el vestido negro. Es un vestido sugerente, con escote. Tenía 17 años y me daba mucha vergüenza porque era mega tímida. Se me acercó un hombre para pedirme una foto y se refería a mi como si fuera un hombre. Le pregunté por qué y se puso nervioso. Me dijo que había visto de todo e hizo bomba de humo. La depresión fue real porque tenía mucho complejo, pero a toro pasado me hace una gracia tremenda.

En otro evento fuí de Diane y una mamá llevaba a su hijo pequeño cosplayeado de King. Casi nos pedimos la foto a la vez. Lo más tierno de este mundo.

Con Diane también fui al Salón de Alicante y un hombre vestido de samurái me pidió una foto. Lo encontré en redes y todo aquel que llevaba martillo le pidió un martillazo, menos a mi. Me indigné un montón, pero le dio vergüenza. No sabía que me encanta hacer la pava. Ahora es un buen amigo y lo quiero un montón.

En el primer salón al que fui me encontré a mi profesor de latín. Moló un montón.

Este verano tuve una sesión de Diane en la playa con la skin de una ova. Fuimos a mitades de septiembre para hacerlo lo más discreto posible. La playa petada. Hasta una pareja reconoció al personaje y se acercó.

Se me acercó un muchacho intentando tirarme la caña porque le gustaban mis ojos. Llevaba lentillas y se le cayó el argumento.

Haciendo el último traje, un vestido con cola, lo puse en el maniquí para ponerle los últimos retoques. Mi perro decidió que el terciopelo es comodito y se acostó encima varias veces. Al final desistí.

¿Cómo ves la difusión de tu trabajo por redes sociales? ¿Sientes que obtienes muy buena valoración por tu trabajo?

Creo que soy muy afortunada. Llevo 2 años y tengo 700 seguidores sin publicar periódicamente. Pienso que eso es que gusta mi trabajo. Además tengo muy buen feedback. Me llegan mensajes muy positivos de vez en cuando de que pongo cositas interesantes en los pies de foto, por ejemplo. Sienta muy bien saber que se lee. Cuando subo stories participa mucha gente y para ser una cosplayer tan normal, me siento muy querida. Incluso me preguntan por qué no hago videos de proceso y cosas así, de verdad que son un amor. En general me encanta que interactúen conmigo y me den conversación. A pesar de que para mi los likes son algo secundario, todo esto me hace un poquito más feliz y me motiva a seguir en redes.

Shï Mae (Las Crónicas de la Torre) - Shimae Cosplay - Fotografía por Veronica Ripoll
Shï Mae (Las Crónicas de la Torre) – Shimae Cosplay – Fotografía por Veronica Ripoll

¿Qué consejo darías a cualquier persona que quisiese iniciarse en el mundo del cosplay?

Que se lance. Cada vez que te transformas en algún personaje es una experiencia única y sientes cosas que no creerías. Aprendes muchísimo de muchas cosas, te vuelves polifacético y puedes ser quien quieras ser.

No todo va a salir a la primera, ni a la segunda, ni a la tercera a veces, pero cuando ves el conjunto de todo y por fin lo llevas puesto, sabes que mereció la pena cada segundo y cada céntimo.

Que trabaje para él mismo, porque al final no hay recompensa mejor que tu propio orgullo. Esperar reconocimiento de los demás es una motivación demasiado pobre y lo acabaría dejando. El apoyo viene solo cuando te gusta lo que haces y trabajas en ello.

Y por último decirle que habrá personas con las que no conectes, pero otras con las que sí y es fantástico saber que cuando vayas a ‘x’ evento, encontrarás a esas personas y lo pasarás todavía mejor.

Por último, ¿qué te gusta hacer cuando no haces cosplay?

Empezaré por lo que no me gusta, estar quieta. Me encanta el deporte y me encantaría practicar un montón de ellos. De momento me dedico al gimnasio, subir monte y alguna que otra cosa que se me presenta.

Además, todo el mundo del arte en todas sus formas, me gusta. Canto más que hablo, siempre que puedo dibujo, y aunque hace tiempo que no lo hago, me encanta pintar. El maquillaje me llama mucho pero soy una noob.

En cuanto a otro tipo de representaciones artísticas soy firme seguidora. Pero lo que más me gusta en este mundo es bailar. Me da vida, me hace feliz y me dejo el alma cada vez que lo hago. Es mi pasión más grande junto con el carnaval.

Soy carnavalera desde que tengo uso de razón. Esa adrenalina de antes de un desfile, el desafío de los ensayos, el orgullo de la elección de la reina y las tardes en el taller poniendo piedras y plumas hacen que me enamore de él. Febrero es mi mejor mes y 2021 va a ser duro. ¡Ya volveremos! Pertenezco a la comparsa @salgueirocartagena, de la que he sido fan toda mi vida. Me encantaría llegar a unir alguna vez mis dos pasiones: el cosplay y el baile. Igual es posible.

Cuando estoy quieta, ver anime, series y películas es lo que más me gusta. Cada ratito libre que tengo es para eso.

Daros las gracias por la paciencia, por esta entrevista y la labor de difusión que hacéis. Abrís la ventana al mundo a muchas cuentas grandes y pequeñas. Os deseo que sigáis creciendo y alcanzando cada vez a más personas. Un abrazo.

Pétalo (Las Súper Nenas) - Shimae Cosplay - Fotografía por Veronica Ripoll
Pétalo (Las Súper Nenas) – Shimae Cosplay – Fotografía por Veronica Ripoll

Muchísimas gracias Shimae Cosplay por habernos concedido su tiempo en esta entrevista.

Shï Mae (Las Crónicas de la Torre) - Shimae Cosplay - Fotografía por Veronica Ripoll
Shï Mae (Las Crónicas de la Torre) – Shimae Cosplay – Fotografía por Veronica Ripoll

Frim

Webmaster, Diseñador y Redactor. También he trabajado como fotógrafo y videógrafo en varios eventos. Apasionado de todo lo que este relacionado con la cultura Pop / Freak, desde videojuegos, peliculas, pasando por cosplay, ilustración, hasta cosas como los memes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *